Terminal de segunda clase de Oaxaca, se niega a morir

By El Gráfico de la Costa
In diciembre 30, 2017

El tiempo se detuvo

MIGUEL MAYA

Aquí, los boletos son baratos y los autobuses, viejos.

El techo, repleto de telarañas y salitre que han dejado las goteras, es el primero en dar la bienvenida a los usuarios de la Central de Autobuses de Segunda Clase de Oaxaca, que es la puerta al interior del estado y la más económica para algunos destinos del resto del país.

Aquí no cabe el glamour de los autobuses de lujo; aquí aún se pueden observar camiones como los de aquellas películas de los años 70, en los que la India María viajaba a su pueblo.

Con corridas prácticamente toda la noche, bien se puede viajar a la Ciudad de México, Puebla, Puerto Escondido, Huatulco, Pinotepa y una infinidad de comunidades rurales donde los autobuses de primera clase son un sueño.

A pesar de que se le ha dado mantenimiento, sobre todo a la parte externa, los andenes resienten el paso del tiempo. El piso es de tierra.

Araceli vive en la ciudad de Oaxaca desde hace 20 años, pero es originaria de Puerto Escondido y viaja cada fin de año a su tierra natal. Siempre lo ha hecho en esta terminal.

“Luego de que por muchos años fuera abandonada, sí se nota una mejoría, pero no es suficiente. Ahora tienen que invertir en los autobuses y en los andenes”, dice.

Insuficientes autobuses

Doña Hortencia también viaja a Puerto Escondido, tiene 60 años: “Me ha tocado irme parada en más de una ocasión, pues ya no hay cupo en épocas de Navidad y fin de año. Ni en el piso del autobús te puedes sentar pues se calienta demasiado”.

Destaca que esta la opción de las urban, pero sale más caro y por las curvas y sus años se marea en este tipo de transporte.

Económico

En esta terminal los boletos son económicos en comparación con los que se ofertan en la terminal de autobuses de primera clase. Viajar a Pinotepa Nacional, por ejemplo, cuesta 270 pesos en la terminal de segunda clase; en un camión de lujo alcanza los 486 pesos.

Aquí, un boleto a Puerto Escondido cuesta 200 pesos y en la urban el costo se eleva hasta 280 pesos.

Leave A Comment